Cómo apuntamos en el anterior artículo que escribimos sobre la rotura de fibras, hoy nos vamos a centrar en el diagnóstico y en el tratamiento.

Si a pesar de nuestros intentos por evitar las lesiones, se produce un desgarro,  la gravedad de la lesión dependerá del músculo afectado y el número de fibras que se hayan roto.

Se dividen en tres grados: Grado 1 o leve, Grado 2 o moderado y Grado 3 o grave.

Cada uno de estos grados tiene un periodo de recuperación aproximado de ocho a diez días, de 2 a tres semanas o de más de tres semanas respectivamente y un pronóstico diferente dependiendo de las características personales (edad, sedentarismo…) y del tratamiento recibido tras la lesión.

En el periodo de rehabilitación distinguimos 4 fases:

  1. FASE AGUDA: DESPUÉS DE UNA ROTURA DE FIBRAS (del día 1 al 5)
  • Masaje drenante: es muy recomendable en la primera fase tras una rotura de fibras ya que estas técnicas ayudan a evacuar el exceso de inflamación, mejorando así el cuadro doloroso de los primeros días y facilitando una correcta recuperación posterior.
  • Kinesiotaping o vendaje neuromuscular: ayudará a la reducción del hematoma que ocurre tras el desgarro.
  • Reposo relativo: es importante no solicitar la musculatura afectada e intentar en la medida de lo posible poner la musculatura en una posición de relajación. Esto tendrá dos funciones básicas, disminuir la tensión y el tono muscular y aproximar los extremos de la rotura para facilitar su cicatrización.
  • Movilizaciones pasivas suaves: transcurridos dos o tres días es recomendable realizar pequeños y controlados ejercicios de movilización pasiva respetando la sensación de dolor. Movilizando las articulaciones relacionadas con la rotura de fibras conseguiremos un efecto de bombeo estimulador de la circulación sanguínea.
  1. FASE DE RECUPERACIÓN (del día 5 al 10)
  • Aplicación de calor local: tras la fase aguda de inflamación (a partir del 4º día aproximadamente) podemos aplicar calor local y suave sobre la zona ya que activara la circulación local incentivando el proceso de curación.
  • Movilizaciones activas: a partir del 4º se recomienda empezar a activar la zona lesionada mediante movimientos suaves y controlados para mejorar y orientar de manera adecuada las fibras musculares, ayudando en el proceso de cicatrización y evitando las fibrosis y adherencias.
  • Masaje descontracturante: a parte del masaje drenante, realizaremos un masaje para relajar el tono muscular y preparar la zona para una mejor cicatrización.
  1. FASE DE RECUPERACION PARCIAL (del día 10 al 20)
  • Vendaje compresivo: en esta fase es interesante realizar un vendaje ligeramente compresivo previo al ejercicio de carrera suave o al ejercicio de activación del musculo.
  • Estiramientos suaves: es importante que los estiramientos sean indoloros para una mejor recuperación de las fibras en proceso de cicatrización.
  • Ejercicios de readaptación muscular en carga: realizaremos ejercicios de contracción indolora de la musculatura lesionada teniendo en cuenta que los tiempos y la intensidad deben ser moderadas.
  1. FASE DE RECUPERACIÓN TOTAL (a partir del día 20)
  • Ejercicios activos intensos: deberemos ir aumentando de manera progresiva la duración e intensidad del ejercicio físico, evitando contracciones bruscas intensas que pueden volver a dañar la musculatura.
  • Entrenamiento excéntrico: estos ejercicios donde el musculo se elonga mientras mantiene una tensión sostenida facilita el alineamiento de las fibras de colágeno.
  • Estiramientos más intensos: en esta fase los estiramientos tienen que ser más exigentes ya que buscamos recuperar la flexibilidad y la elasticidad muscular perdida.
  • Masaje transverso profundo o Cyriax: se realiza para evitar la aparición de adherencias y de la fibrosis y mejorar el estado de la cicatriz muscular.
  • Fibrólisis diacutánea: con esta técnica instrumental trabajamos los tejidos fibróticos para mejorar la movilidad de los mismos, del musculo y de la fascia que la envuelve.

Cada uno de estos tratamientos se aplica de manera progresiva adecuándose  al momento de evolución de la lesión y a las necesidades específicas de cada paciente.

 

EQUIPO DE FISIOTERAPIA DE CENTRO GUNA

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Centro Guna Salud y Bienestar en todas las etapas de la vida

RPS 20/15

Teléfono de contacto:        943 290 355