consejos podologia FB

 

Hola, me llamo Manuel Ramos, soy podólogo  y me he incorporado recientemente al equipo de profesionales de Guna. Además de ofrecer los servicios que cualquiera de nuestros clientes necesite, creo importante realizar una labor divulgativa para sensibilizar de la necesidad  del cuidado de los pies.

Las enfermedades, y el dolor del pie o del tobillo afectan la calidad de vida y la movilidad de millones de personas. Es muy importante la relación entre la salud del pie y la salud y el bienestar general. Con esta idea, quisiera compartir algunos consejos para ayudar a mantener los pies sanos.

Aunque esto es aplicable a cualquier época del año, la estación en la que hemos entrado y el verano, tienen unas particularidades, por el uso de calzados abiertos, uso de piscinas y playas, sudoración de los pies, etc…que es conveniente conocer.

Dejo aquí unos  consejos básicos para el cuidado de los pies, que iré ampliando en sucesivos artículos. Comenzaré por decir que en el cuidado de los pies debemos prestar mucha atención al secado, especialmente entre los dedos y evitar la humedad que ahí se produce.

Hidratar los pies con cremas adecuadas, aplicándolas en dorso y planta, evitando aplicar la crema entre los dedos para no causar maceración y sus problemas derivados.

En sitios públicos como  gimnasios, piscinas, playas, spa… es imprescindible el uso de chanclas, que luego sustituiremos por el tipo de calzado adecuado y que es la primera herramienta de prevención de la que disponemos. El calzado debe ser con un tacón de entre dos y cuatro centímetros, con un buen contrafuerte (talón), suela  gruesa y de material transpirable.

No debemos olvidar utilizar protección solar, porque los pies también, como cualquier otra parte del cuerpo es susceptible de quemarse por la acción del sol.

No es conveniente  el uso de callicidas, porque  son generalmente queratolíticos (que disuelven la queratina de la piel), y son sustancias ácidas y muy agresivas que lo que buscan es realizar una quemadura química en la piel para poder `despegar´ el callo o dureza. Si se usan hay que tener mucho cuidado para evitar las lesiones que pueden llegar a producir.

Por último recordar que como en cualquier otra disciplina médica, cuando vemos que algo no va bien, tenemos dolor o tenemos dudas del aspecto de nuestros pies, uñas… acudir pronto al especialista nos puede evitar situaciones de más difícil resolución.

Seguiremos en contacto.  Un saludo.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Centro Guna Salud y Bienestar en todas las etapas de la vida

RPS 20/15

Teléfono de contacto:        943 290 355