¡Hola de nuevo!

Hoy os voy a hablar de un problema que es más común de lo que parece, los papilomas o verrugas plantares, que las podemos definir como una tumoración benigna causada por el virus del papiloma humano (VPH) y afecta a las capas más superficiales de la piel.

Puede aparecer de forma solitaria en una zona concreta, varios diseminados por diferentes zonas, o en mosaico (muchos papilomas juntos) y que puede presentar algún papiloma satélite.

Cuando aparece el papiloma se observa una lesión queratósica (engrosamiento de la piel) en la cual pueden aparecer puntos rojos o negros (papilas) un halo blanquecino alrededor de la lesión, ausencia de dermatoglifos (líneas de la piel), dolor al pellizco… A veces se puede confundir con un heloma o callo, incluso con una pequeña dureza.

El virus accede a nuestro cuerpo por una vía de entrada que puede ser una pequeña lesión, ampolla, etc y una vez dentro tiene un periodo de incubación de entre 2 y 20 meses en los cuáles no habrá sintomatología, ya que esperará las mejores condiciones para prosperar.

Estos virus se encuentran en sitios de humedad, calor y con tránsito de gente como piscinas, vestuarios, saunas, spa, playas…

Para su prevención es conveniente el uso de chanclas y evitar compartir toallas. Es muy importante una correcta higiene, lavando los pies a diario, y evitar la humedad con un correcto secado y aplicar crema hidratante específica para pies para así tener la piel más elástica y minimizar las grietas o cortes que serían una puerta de entrada para el virus.

Su tratamiento es muy dispar, en farmacias se ofertan diferentes productos cuyo éxito tiene un índice muy bajo, ya sea por un mal diagnóstico, mala aplicación o por el propio producto en sí.

Lo ideal es que acuda a un profesional, podólogo o dermatólogo, ellos sabrán cual es el mejor tratamiento para su lesión.

Habitualmente son los productos cáusticos y vesicantes los de primera elección para el tratamiento, “quemando” el papiloma hasta su desaparición y suele ser suficiente, aunque a veces hay que hacer uso de la cirugía si es recidivante y reaparece tras el periodo de tratamiento y curación.

 

Manuel RAMOS HERNÁNDEZ,  Nº Colegiado 355

Podólogo especialista en Biomecánica y Ortopodología de CENTRO GUNA

CategoryPodología
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Centro Guna Salud y Bienestar en todas las etapas de la vida

RPS 20/15

Teléfono de contacto:        943 290 355