Post Bebes Felices Insta Fb

Un bebé está continuamente aprendiendo por imitación. Si nosotros, los padres o cuidadores, repetimos continuamente diferentes estímulos o ejercicios, estamos constantemente reforzando las áreas neuronales del bebé.

Cuando estimulamos a un bebé, no sólo estamos potenciando el desarrollo motriz, cognitivo, social y emocional del bebé, sino que, además, estamos ayudándole en su desarrollo individual, estamos facilitando el desarrollo de sus capacidades, estamos potenciando su voluntad y respetando su ritmo de aprendizaje.

Cada bebé es único y diferente, nunca lo debemos olvidar.

El bebé debe vivir la estimulación como una experiencia libre. Para ello, debemos reforzar la motivación del bebé y, de esta manera, estaremos reforzando su autoestima. Los padres, cuidadores, tenemos que respetar su desarrollo individual y evitar comparaciones con otros bebés.

Estimulamos al bebé gracias al contacto, mediante masajes y diferentes estímulos sensoriales (sonajeros, muñequitos, relojes, juguetes con diferentes sonidos,…).  A través del contacto reforzamos el vínculo emocional y afectivo. La mejor herramienta que tenemos para estimular a nuestro bebé es el juego. Jugando con él conoceremos su comportamiento e irá definiendo aspectos de su personalidad. A través del juego el bebé irá mostrando sus gustos, necesidades, inquietudes,…

La estimulación temprana exige dedicación diaria y constancia. Pero no olvidéis que esta dedicación y la decisión de llevarla a cabo es muy efectiva.

¡Niños motivados, niños felices!

BEATRIZ IRASUEGI, LOGOPEDA DE CENTRO GUNA

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Centro Guna Salud y Bienestar en todas las etapas de la vida

RPS 20/15

Teléfono de contacto:        943 290 355