Bebés

Los primeros meses de un bebé son fundamentales para su desarrollo físico y emocional. Los bebés llegan al mundo con total capacidad para entrar en comunicación con los demás, interactuar con su alrededor y prestar atención a aquello que les interesa. La curiosidad innata de los bebés implica aprendizaje y así, mes a mes, el bebé comienza a desarrollar sus sentidos, sus capacidades, comienza a tomar consciencia de su cuerpo y de su mente, y comienza de esta manera a manifestarse. En los niños con diversidad funcional, la estimulación temprana y sensorial ayuda a mejorar las capacidades de aprendizaje y favorece el desarrollo de las capacidades emocionales, sociales y motoras.

Mostrando todos los resultados (6)