Hidroterapia

Nos beneficiamos del valor terapéutico del agua como método de prevención y tratamiento. Sus propiedades, físicas, químicas y térmicas, ayudan a tratar diversos cuadros patológicos: neurológicos (ictus, parkinson, esclerosis múltiple), traumatológico-deportivos (tendinopatías), reumáticos (artrosis, artritis) y cardio-respiratorios (asma, problemas circulatorios). La hidroterapia es además, una valiosa herramienta para atender y trabajar diferentes estados emocionales (estrés, ansiedad) y aumentar la sensación de bienestar en las personas.

Mostrando todos los resultados (3)